TANYA TYNJÄLÄ

TANYA TYNJÄLÄ
(Perú/Finlandia)


…Y ES MEJOR QUE NADIE LO SEPA

Aprendiste a dibujarte una sonrisa,
A mirar el mundo a través de sus ojos,
A fingir que no te duele,
A echarle la culpa a tu torpeza… y es que caerse 5 veces en un mes de las escalera…,
A explicar que tiene mucho temperamento,
A disculparlo, diciendo que tuvo un mal día,
A sonreír mientras dices que en el fondo es un buen hombre,
A satisfacerlo en todo, a cualquier hora, te sientas como te sientas
A considerar que tus amigas exageran,
A vivir anticipando lo que le pueda molestar,
A no abrir la boca a menos que sea necesario,
A caminar disimulando la cojera,
A defenderlo alegando que todos tiene sus defectos,
A aceptar que realmente debes ser una estúpida,
A admitir que es mejor para los niños vivir junto a su padre,
A no gritar para que los vecinos no se alarmen,
A convencerte de que peores cosas ocurren en el mundo,
A esconderle que saliste con una amiga,
A recordar exactamente en qué orden dejó las cosas, para volver a ponerlas
en el mismo lugar antes de que él llegue,
A no decirle nada a tu madre, para no tener que escuchar sus consejos,
A no llorar para que los ojos no se te irriten,
A encubrir tus momentos de felicidad,
A preparar lo que le gusta y que no esté muy caliente, o muy frío, o con mucha sal, o con poca, o… porque sino…
A pensar que nadie en el mundo lo comprende… solo tú,
Aprendiste a callar  y ocultar aplicándote perfectamente el maquillaje
para que nadie notara los moretones,
Pero los azules de tu alma, solo se borrarán cuando él acabe contigo.


ESCENCIA INFERNA

No creo en el diablo.

Creo en la existencia de la maldad,
De la violencia urbana,
De la desigualdad social, la ropa de marca, el carro último modelo.
Del odio gratuito del que no tiene nada,
De la indiferencia salvaje del que lo tiene todo.
De gente que fallece por no tener dinero
para recibir la debida atención,
De niños que lloran por un vaso de leche,
De madres que ven morir a sus hijos de hambre.

Creo en la existencia de las razas auto denominadas superiores
Del  Ku Kux Klan y los neo-nazis,
De las guerras genocidas en nombre de Dios, o de la patria o de lo que sea,
De fanáticos suicidas que están convencidos de alcanzar el paraíso convirtiéndose en bombas humanas,
De la desaparición de culturas consideradas inferiores,
Del desprecio hacia lo desconocido,
De una actitud paternalista de los que creen tener siempre la razón.

Creo en la existencia del hueco en la capa de ozono,
Del desequilibrio ecológico,
De especies en peligro de extinción,
Del cambio climático,
De la deforestación,
De residuos tóxicos.

Creo en la existencia de grandes multinacionales
que juegan a monopoly con nuestras vidas,
De la labor infantil,
De fábricas que se cierran en occidente
sin importar las consecuencias,
De fábricas que se abren en oriente,
porque es más barato
y así ganan más
y sin embargo nadie hace nada para mejorar
la situación de esos trabajadores,
De jóvenes taiwaneses sin brazos
por no tener el equipo adecuado
para trabajar con maquinarias peligrosas,
De niños chinos que pasan horas pegados
a la computadora jugando una y otra vez el mismo juego,
para ganar dinero virtual que venderá
al yupi de Chicago, París o Helsinki.

Creo en el 30% menos que las mujeres ganan
a igual trabajo realizado que los hombres,
En los 38 niños que mueren al día,
En las 25 millones de personas muertas de sida,
En las 186 millones  sin empleo,
En las 500 millones que sobreviven con menos de dos dólares diarios,
En las 380 millones que sólo tienen  un euro para el día siguiente,
En las mil millones  que no tiene agua potable,
En los 47 millones de niños, en especial niñas que nunca irán a la escuela.

Creo en la existencia  del racismo, del sexismo, del etnocentrismo, del machismo y del hembrismo, mal llamado feminismo.

Creo en la existencia de la frivolidad, el desencanto, la desconfianza, el miedo, la envidia, el egoísmo, el dolor…

Creo en la existencia de dictadores, asesinos a sueldo, violadores, pedófilos, políticos corruptos, grandes empresarios de multinacionales, líderes de sectas religiosas…

No creo en el diablo
El hombre se ha encargado de que su existencia
Sea innecesaria.


LETANÍA CONTRA LA INDIFERENCIA

Es duro soportar los ojos de la gente
que piensa que debería dejarlo
La gente que se pregunta quién tiene la culpa
La gente que piensa que leyó mucho a Sábato,
que leyó mucho a Sartre.
La gente que se ocupa de sus propios asuntos
La gente cuyo lema es “cada quien con su vida”
La gente que piensa que  “no es para tanto”
La gente que consuela diciendo que
“hay peores cosas en el mundo”
La gente que dice que los hombres no lloran
La gente que sabe que el stress
es una excusa de perezosos.
La gente que asegura que las caricias
son  para los débiles
La gente que piensa que la depresión
es un  problema de perdedores
La gente  que opina que el trabajo bien realizado,
no necesita cumplidos
La gente que piensa que es mejor
no perturbar al amigo  que se ve triste
La gente que piensa que le alcohólico “se lo merece”
La gente que se ofende con su olor
al pasar por su lado
La gente que piensa que todo drogadicto
es  un irresponsable egoísta
La gente que piensa que un niño lo olvida todo
La gente que afirma que es mejor que nadie lo sepa
La gente que piensa que quizá malinterpretó
esa extraña caricia del padre a su hija
La gente que piensa que no es tan malo
golpear a un hijo como castigo
La gente que pasó por allí pero nunca escuchó nada.
La gente que cree que tiempo es oro
La gente que piensa que el dinero todo lo compra
La gente que  considera injusto
los reproches del hijo al que ”No le falta nada”
La gente que no entiende el suicidio
de ese desconocido que lo tenía todo:
un buen trabajo,
una buena casa,
un coche último modelo
La gente que se preocupa por la guerra del Golfo,
pero que ignora las lágrimas en los ojos del vecino
La gente que piensa que la pobreza es un problema
de  países subdesarrollados
La gente que dice que una limosna
no solucionará la miseria del mundo
La gente que cree que “esas cosas no pasan en nuestro país”
La gente que piensa que los terroristas no tienen alma
La gente que olvida que ellos también son
los hijos de alguien,
los padres de alguien
La gente que piensa que la mejor solución
para que la sociedad funcione,
es la mano dura
La gente que en nombre del respeto a la privacidad,
solo pasa de lado
La gente que piensa, opina, asegura, dice,
pero prefiere no ver, no oír, no hablar.
Quizá sería mejor que la gente dejara de pensar
y simplemente empezara a sentir.


NO ESTÁ EN LA MENTE

Que no te convenzan que sólo es tu imaginación,
que estás exagerando,
que no es para tanto,
que ya pasará,
que te olvides del asunto,
que saliendo con tus amigos, cambiarás las ideas,
que te comportas de manera infantil
o egoísta,
o ridícula,
que a todos les pasa lo mismo,
que esas son tonterías,
que mejor cambies el tema,
que con el tiempo…,
que a ellos les han pasado cosas peores.
Porque tu dolor es real, tu sufrimiento es real,
como real son tus lágrimas, suspiros y gemidos,
aunque no haya razón para ello.
No los oigas y ve hacia quien te tiende la mano.
Y  jamás olvides que también es real
esa débil luz que vez al final el túnel.


RUEGA POR ÉL

Porque tiene miedo de otras razas
Y sólo ve miradas de odio
Y adivina la envidia
Que despierta
En todo inmigrante
Con el que se tropieza
En cada esquina,
Ten piedad del racista.
(Ruega por él)

Porque no come nada que
No pueda pronunciar,
Y llama ruido a la música
Que no entiende
Y escucha amenazas
En los idiomas extraños
Ten piedad del racista
(Ruega por él)

Porque prefiere viajar
De pié en un autobús
Atestado de gente
Antes que  tener que sentarse
Junto a un ser
De raza inferior,
Ten piedad del racista
(Ruega por él)

Porque piensa que todo extranjero
Viene a quitarle su trabajo,
O su mujer
O su casa
O su dinero
Y se siente atacado
Y se angustia
Y sufre
Y odia,
Ten piedad del racista
(Ruega por él)

Porque para encubrir su cobardía
Su mediocridad, su fracaso,
Busca culpables  en la diferencia
Y debe esconderse bajo
Una capucha blanca
O tras los preceptos de un
Inexistente dios de odio
O del amor a la patria
O de un supuesto código de honor,
Ten piedad del racista
(Ruega por él)

Porque mientras tú
Gozas, disfrutas,
Aprecias, experimentas
Pruebas, intentas,
Conoces, saboreas,
Ensayas, descubres,
Aprendes,
Él vive su vida pura
De su raza pura,
Con su familia pura,
Y sus amigos puros,
En su comunidad pura,
De su existencia pura,
Pura, pura y gris,
Ten piedad del racista
(Ruega por él)


VIOLENCIA

Nadie jamás golpeó a María.
Pero en su infancia:
¡No te muevas!
¡Siéntate derecha!
¡No interrumpas a los mayores
cuando hablan!
¡Deja de hacer ruido!
¡No hables con la boca llena!
¡Compórtate!
¡Quédate quieta!
Porque si no viene el lobo,
no irás al cielo,
no recibirás
regalos de papá noel,
dios
te castigará.

Jamás le levantaron la mano.
Pero en el colegio:
¡A formar!
¡Silencio!
¡Concéntrate!
¡Presta atención!
¡Vuélvelo a hacer!
¡Honra a la patria!
¡Honra al maestro!
¡Honra a tus padres!
¡Memoriza y no opines!
¡Repite!
Porque solo repitiendo
hasta el cansancio,
aprenderás:
a cumplir con las reglas
y agradarás al profesor
y recibirás buenas calificaciones
y serás un miembro modelo de la sociedad.

Jamás recibió una bofetada,
ni un jalón brusco del brazo,
ni siquiera el más leve pellizco.
Pero en el trabajo:
¡Otra vez tarde!
¡Otra vez conversando!
¡Otra vez en el baño!
¡Otra vez enferma!
¿A esto llama un trabajo terminado?
¿A esto llama un buen reporte?
Pero si es gentil conmigo,
quizá podamos llegar a un acuerdo.
Y la inestabilidad laboral
y muchos quisieran estar en su puesto
y nadie es imprescindible.
Por eso… si usted fuera amable conmigo…

Nadie jamás agredió físicamente a María.
Sin embargo sus heridas no cerraron
y se desangró hasta morir.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Escencia Inferna, no creo en el diablo, me parece un texto severo, pero de obligatoriedad. Muy bueno. Saludos.

    ResponderEliminar

Seguidores

Bienvenidos

Visit http://www.ipligence.com
Con la tecnología de Blogger.